Evite que los programas pierdan el foco automáticamente en Windows

Solo una ventana de programa tiene el foco en el sistema operativo Windows en un momento dado. Esto significa que no puede interactuar con otros programas a menos que los active primero o utilice software de terceros que le permita interactuar con ellos incluso si no están enfocados (Wizscroll es un programa que ofrece esa característica).

Si bien fue posible modificar el comportamiento en Windows XP y sistemas anteriores, los mismos ajustes ya no funcionan en versiones más nuevas.



Hay situaciones en las que el enfoque se pierde automáticamente. Esto puede suceder si ejecuta un instalador en el sistema, si ha iniciado un programa y ha cambiado a otro por el momento o cuando las acciones en una ventana de programa hacen que otros programas se abran o se muestren en primer plano.

Si bien esto puede ser deseable a veces, a veces puede resultar perturbador. Tal vez esté escribiendo un mensaje de correo electrónico o una nueva publicación de blog cuando se pierde el enfoque. El efecto es que escribirás un par de caracteres que no se envían al programa de correo electrónico o al navegador, sino al nuevo programa que robó el foco.

Si eso sucede con la suficiente frecuencia, puede resultar muy molesto.

El programa gratuito Deje de cambiar el enfoque si el mouse no se mueve (sí, ese es el nombre) se coloca en segundo plano después de haberlo iniciado para evitar el robo de foco en Windows.

stop focus stealing programs

Lo hace analizando el movimiento del mouse en el sistema. Si un programa se enfoca con el mouse, se otorga el enfoque para que pueda cambiar entre las ventanas del programa como antes.



Si se solicita el enfoque sin el movimiento del mouse, entonces no se otorga el enfoque, lo que a su vez significa que la ventana del programa que tiene el enfoque ya no se cambia automáticamente.

El autor da el ejemplo de leer correos electrónicos mientras las herramientas de desarrollo se cargan en segundo plano. Estas herramientas se enfocarían automáticamente de forma predeterminada, lo que evitaría el desplazamiento en el programa de correo electrónico. Con el programa instalado, esto ya no sucederá.

La función se puede probar intentando cambiar entre ventanas usando Alt-Tab mientras el programa se está ejecutando en segundo plano. Hacer eso no debería dar lugar a un cambio de enfoque porque la aplicación lo impide.

Tenga en cuenta que el programa se cierra automáticamente después de 40 segundos. Esto significa que solo puede usarlo para situaciones específicas, por ejemplo, en el inicio del sistema para evitar el robo de enfoque cuando se inician varias aplicaciones.

Sin duda alguna, una opción para mantener el programa en ejecución sería útil para algunos usuarios. Por ahora, es un poco complicado usarlo una vez que el sistema se ha iniciado si desea evitar que los programas roben el foco.